Hospitalización PBX: 07 2 459 555 - Consultorios PBX: 07 2 459 553 / Farmacasa Farmacia a Domicilio 4 10 22 33
hospital-del-rio

Bienvenidos al Mayor Centro Médico Hospitalario del Austro, Bienvenidos a las Mejores Manos.
Welcome to the Major Hospital Medical Center of the Southern Region

BLOG: Prevención

Consejos para Prevenir el Cáncer de Piel

Lo ideal es proteger la piel desde edad temprana para evitar futuras lesiones y enfermedades.

El cáncer de piel tiene como causa más frecuente la exposición excesiva a las radiaciones ultravioleta del sol. En las últimas décadas se ha producido un aumento de los casos de cáncer de piel, que está relacionado con las actividades al aire libre y el hábito de tomar el sol. 

Para los niños es necesario reducir la exposición solar durante las horas centrales del día, entre las 12 y las 16 horas. 

La sombra, la ropa y los sombreros son la mejor forma de protección.

Los gorros o sobreros son indispensables para proteger los ojos, la cara y el cuello.

Existen varios modelos de gafas de sol que pueden ser útiles y divertidas para los niños.

Utilizar crema de protección solar de amplio espectro con un factor de protección (FPS) 15+ en abundancia y cuantas veces sea necesario.

Utilizar un protector solar que proteja al menos frente a la radiación UVB (causante de las quemaduras solares) y UVA (principal responsable del envejecimiento prematuro de la piel).

Es muy importante proteger a los bebés y niños de corta edad. Los menores de 3 años no deben exponerse al sol. Protegerles con ropa, sombreros, gafas y protectores solares de FPS alto.

En los menores de 6 meses no es recomendable aplicar protectores solares. Sin embargo, si no es posible protegerles en la sombra y con ropa apropiada, se puede utilizar una pequeña cantidad de protector de al menos FPS 15 en pequeñas zonas, como la cara y el dorso de los brazos y manos.

Las medidas de protección solar deben adoptarse también en los días nublados, ya que las nubes, sobre todo si son finas, permiten el paso de la radiación ultravioleta. Cuanto mayor es la altitud, mayor es la intensidad de los rayos solares, por lo que hay que extremar las precauciones en zonas de montaña.

Recuerde: La luz reflejada también puede dañar la piel y los ojos. La arena, el agua, el asfalto y la nieve reflejan muy bien la luz del sol y por esta razón, en días muy soleados, incluso estando a la sombra, hay que adoptar precauciones. Además, siempre es recomendable consultar en internet el índice ultravioleta local para aplicar las medidas de protección.


Fuente: www.enfamilia.aeped.es



Derechos Reservados del Hospital Universitario del Río | 2019
Hospitalización PBX: 07 2 459 555 - Consultorios PBX: 07 2 459 553 / Farmacasa Farmacia a Domicilio 4 10 22 33