Hospitalización PBX: 07 2 459 555 - Consultorios PBX: 07 2 459 553 / Farmacasa Farmacia a Domicilio 4 10 22 33
hospital-del-rio

Bienvenidos al Mayor Centro Médico Hospitalario del Austro, Bienvenidos a las Mejores Manos.
Welcome to the Major Hospital Medical Center of the Southern Region

BLOG: Edades y Etapas

¿Hasta Cuando debe Lactar mi Hijo?

Los padres pueden tener dudas de hasta cuándo es bueno darle el pecho y cómo dejar la lactancia materna. Algunas recomendaciones pueden ayudar

El patrón de duración de lactancia en los humanos hasta hace menos de 100 años, ha sido de 3 a 4 años con variaciones entre el año y los 7 o más. Todavía hay sociedades y culturas en las que la lactancia prolongada es lo normal. En la actualidad, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) recomiendan mantener la lactancia hasta los dos años. 

El amamantamiento es un acto personal entre madres e hijos.

La leche de la madre de la propia especie siempre es mucho mejor que la de un animal de otra especie.

En el primer año se recomienda ofrecer el pecho antes de las comidas.

Los niños que lactan por encima del año siguen obteniendo una cantidad sustanciosa de calorías y micronutrientes (hierro, calcio, vitaminas) de la leche que toman de sus madres (en ocasiones, por encima del 50% de las necesidades diarias).

Después del primer año y por lo menos hasta el segundo es recomendable que el niño realice al menos 4 tomas de pecho al día, antes o después de las comidas, por la noche, etc. 

Cuando la madre desee destetar a su bebé debe hacerlo con delicadeza y paulatinamente. Se puede dulcificar el proceso de varias maneras:

Posponer el pecho o darlo con condiciones (cuando termines la comida, cuando vayas a dormir, sólo en casa, o sólo en...) para ir disminuyendo el número de veces que mama.

Cuando insista y "no sea el momento elegido", conviene proporcionarle otro tipo de consuelo: jugar, armar un rompecabezas, leer un cuento, cantar, jugar al escondite, guardar los muñecos, etc.

Hablar con el niño, darle alguna explicación de por qué "ahora no se puede" (mamá está cansada, ya comes bocadillos y con tenedor...). Los niños son mucho más comprensivos de lo que se espera, si perciben en sus padres un verdadero deseo de comunicarse y de compartir.

Darle muestras de cariño continuamente (no sólo se ama dando el pecho).

Los niños no llegan a ser más o menos independientes según el alimento que hayan tomado, sino el modo en que se les ha dado éste (condicional o incondicional). En realidad no depende del tipo de alimentación, sino del estilo de crianza.


Fuente: www.enfamilia.aeped.es


Derechos Reservados del Hospital Universitario del Río | 2019
Hospitalización PBX: 07 2 459 555 - Consultorios PBX: 07 2 459 553 / Farmacasa Farmacia a Domicilio 4 10 22 33